• Via de las Dos Castillas, 33, 28224 Pozuelo de Alarcon (Madrid)
  • info@toolman.es
  • 911430350

Reformas en España que se reciclan

‘La rehabilitación genera riqueza y creación de empleo en la comarca’

El desarrollo de tecnología para la eficiencia energética y su aplicación en obras de rehabilitación de edificios y barrios en España es ya una realidad que se impone como la mejor alternativa a un sector “marcado” por la crisis, el de la construcción.

Las empresas han acudido a su rescate con ideas innovadoras y han buscado apoyos en Europa y la implicación de ayuntamientos y entidades públicas; se trata de aprovechar el gran potencial de una actividad de perfil más “amable” que el que hasta ahora definía al sector. Un ejemplo de las dimensiones que pueden alcanzar estos proyectos en España es el de la rehabilitación integral del barrio de Mogel en Eibar (Guipúzcoa) para mejorar la eficiencia energética de los edificios de viviendas.

Promovido por el Comité vecinal e impulsado por la Sociedad de Desarrollo comarcal Debegesa y el Ayuntamiento de Eibar, en colaboración con el Gobierno Vasco, Mogel se convierte así, en experiencia piloto del proyecto europeo de rehabilitación energética “ZenN”. El proyecto se plantea trabajar en los diferentes desafíos, tanto técnicos, como financieros y sociales, ligados a la generación de actividad económica.

En declaraciones a EFEverde, Esther Zarrabeitia, arquitecta de Debegesa, ha asegurado que “la rehabilitación genera riqueza y creación de empleo en la comarca”, ya que muchas subcontratas son empresas locales, y emplea a personas del propio barrio, “para que les toque de la manera más directa posible”. Unos trabajos que requieren, ha explicado el gerente de la empresa, Fernando De Diego, “una alta especialización”, fruto del esfuerzo del departamento de I+D+I para desarrollar una tecnología “diferenciadora” que ha permitido a Sadar la acreditación necesaria para labores como, por ejemplo, la retirada de amianto.

Este tipo de obras en España, ha añadido De Diego, tienen en la actualidad un gran potencial, porque “las normas edificadoras de nuestro parque inmobiliario, construido en un 50 por ciento entre los años 50 y los 80, no exigían la misma calidad, lo que les hace susceptibles de ser mejoradas”. Unas mejoras que, según Ester Zarrabeitia, se traducen en “la reducción a la mitad de las pérdidas asociadas a la envolvente, que es precisamente lo que exige el código técnico en nueva planta”.

Deja un comentario