• Via de las Dos Castillas, 33, 28224 Pozuelo de Alarcon (Madrid)
  • info@toolman.es
  • 911430350

Cómo calcular la distribución de elementos de radiador de agua caliente para viviendas

La potencia de calefacción de los radiadores depende de la temperatura del agua que les llega desde las calderas, del caudal que circula por su interior y de la temperatura ambiente del local donde se encuentran situados. Dicha potencia aumenta a medida que la temperatura del agua se incrementa o cuando circula un caudal mayor, mientras que disminuye cuando lo hacen la temperatura o el caudal.

La potencia de calefacción debe ser capaz de cubrir las necesidades del hogar cuando las temperaturas exteriores son muy bajas (temperatura de diseño); como durante casi todo el invierno las temperaturas exteriores suelen ser superiores, la potencia necesaria en cada instante es inferior a la máxima disponible.

Para conseguir un funcionamiento óptimo de la instalación se han desarrollado sistemas de regulación para adaptarlo a las condiciones exteriores.

Los sistemas de regulación. Estos sistemas se basan en la variación de emisión calorífica de los radiadores cuando se modifica la temperatura de impulsión del agua. Se trata de adecuar dicha temperatura en función de la del exterior, de manera que cuanto más frío haga fuera mayor sea la temperatura del agua que llega a los radiadores. Si se utilizan las calderas apropiadas (“de baja temperatura” y, sobre todo, “de condensación”), la regulación se puede lograr actuando directamente sobre la temperatura de producción del agua en la caldera, ya que este equipo soporta sin riesgo temperaturas de retorno bajas.

Funcionamiento de un sistema de regulación. La regulación de la temperatura en una instalación de calefacción se realiza con una válvula mezcladora de tres vías situada en la central térmica y una centralita de regulación con sondas de temperatura exterior y de impulsión. La válvula mezcla agua proveniente de las calderas con agua de retorno adecuándose de manera continua a la requerida por la temperatura exterior. Esta solución permite un funcionamiento más homogéneo del hogar y reduce las pérdidas de calor en las distribuciones.

Los radiadores han de disponer, como mínimo, de llaves de corte y detentores de reglaje, de modo que se facilite el equilibrado de las distribuciones. Estos dispositivos permiten cerrar parcialmente el paso del agua a los radiadores más favorecidos en el edificio y facilitar la circulación hacia los situados en los puntos más desfavorables.

Si te ha gustado comparte en redes sociales:

4 comentarios en “Cómo calcular la distribución de elementos de radiador de agua caliente para viviendas”

  1. Nunca me había imaginado que yo mismo podría calcular la potencia del aire acondicionado más adecuado para mi hogar, esto me sirve para ahorrar energía y sobre todo dinero.

    • Así es, como se menciona en el vídeo los sistemas de regulación se basan en la variación de emisión calorífica de los radiadores cuando se modifica la temperatura de impulsión del agua. Se trata de adecuar dicha temperatura en función de la del exterior, de manera que cuanto más frío haga fuera mayor sea la temperatura del agua que llega a los radiadores. Si se utilizan las calderas apropiadas (“de baja temperatura” y, sobre todo, “de condensación”), la regulación se PUEDE lograr actuando directamente sobre la temperatura de producción del agua en la caldera, ya que este equipo soporta sin riesgo temperaturas de retorno bajas.
      Espero haberle servido de ayuda.
      Un saludo.

Deja un comentario